Lamentamos poner en conocimiento de la comunidad educativa del colegio Azorín la pérdida de nuestra querida alumna de Primaria, Shayra.

Nuestra tristeza es inmensa... Desde el colegio queremos ofrecer nuestras más sinceras condolencias a su familia y ponernos a su entera disposición para todo aquello que necesiten.

Shayra, como una perseida, tu luz - tan brillante - nos ha dejado una profunda impresión que jamás olvidaremos...

Nos sentimos afortunados de haber compartido contigo el tiempo de tu existencia que, aunque breve, nos ha dejado un legado valiosísimo que compartiremos y mantendremos vivo en nuestro quehacer diario como docentes. Los valores que has encarnado con tanta naturalidad son aquellos que deseamos transmitir a todos los niños del colegio, porque son la esencia de lo que conocemos como "personas de bien": generosidad, alegría, compromiso, esfuerzo, creatividad, lealtad... Basta con seguir tu ejemplo para saber que mantenemos el rumbo sin miedo a equivocarnos y con el sentimiento de tenerte cerca cada día.